Nueva App de Abbott

Pinchar en La foto

Susana Feans Ponte
Hoy he tenido la suerte que me han hecho un regalo en forma de evento. He tenido la suerte de ir a la presentación de una app de abbott que permite unir datos del gluco y del libre (tanto lector como app móvil) en la misma plataforma. Los datos se pueden compartir directamente con profesional (ellos deben proporcionaros código del centro para que los puedan vincular). De esta forma abbott cubre la necesidad que muchos pedíamos y es ver datos de escaneos con móvil y lector en una sola plataforma para que no haya saltos.
He tenido la suerte de poder disfrutar de Oscar López de Briñas todo un honor poder ver a tus ídolos de vez en cuando en carne y hueso!!!!!
Gracias a Loli Rubio por la oportunidad, me anima mucho que haya pensado en mi para poder disfrutar de algo así

 

 

Publicado en Varios | Deja un comentario

Cuando te miro


Cuando te miro…

Cuando te miro veo todo lo que has sido y eres, siempre te veo como un niño normal de ocho años, con sus locuras, sus rabietas, su inocencia, te miro y veo a mi pequeño creciendo a pasos agigantados, dejando atrás la niñez por minutos, veo un niño divertido, sensible, voluntarioso, con ganas de comerse el mundo, de hacer lo que sea por los demás, cumplidor con sus obligaciones…
Cuando te miro no veo al superviviente de cáncer, no veo al amputado, no veo a ese niño que pasa más tiempo entre médicos que entre juegos, no veo al niño que perdió parte de su infancia, de su inocencia, en una maldita planta de oncología… Para mis ojos no eres ese niño, no eres el que enfrenta cada día la sinrazón de una discriminación, no eres un pobrecito, no eres un minusválido…
Ojalá todos viéramos más allá de un papel, de un físico, sin olvidar que solo es un niño pero un niño que vivió y vive algo que pocos adultos asumirían con su entereza.
Te miro y veo, te miro y te veo, te miro y te siento, siento tu fuerza y tu dolor, tu superación… Te veo…
Taty mamá de Guille con diabetes desde niña y Guille superando un cáncer infantil el cual le ha hecho perder una pierna.
Todo un ejemplo de valentía y superación.

Publicado en Varios | Deja un comentario

Esos hermanos que siempre están ahí


Esta imagen es un “homenaje” a esos herman@s de los DT1; que aunque a veces no lo demuestren, sufren y se preocupan muchísimo por sus hermanit@s.
La otra mitad de mi corazón pertenece al muchachito que ven en la foto junto a María, es mi Óscar: un ejemplo de compañero de aventuras y desventuras junto a su hermana.
Un niño de 14 años que se desvela, a veces, cuando ve la luz encendida del cuarto contiguo al suyo y sabe que se trata de una hipoglucemia que está dando guerra y se ofrece hacerme compañía; que celebra cada 3 meses los resultados de la glicosidada con un “chócala María. Eres la mejor”; que se enfada cuando ve que su hermana se ha pinchado la insulina a lo loco o ha dejado el neceser atrás; que se encarga de vigilarla cuando salen a jugar al parque recordándole, además, el control después de la merienda; que más de una vez prefiere no pedir un helado sabiendo que su hermana está a deshora para poder comerlo también…
Por ejemplos como estos hay que levantarse y aplaudir a los que, en mi opinión, también son un@s super☄héroes.
Almu LM

Publicado en Varios | 1 comentario

Tortitas libres de hidratos


TORTITAS LIBRES DE HC
2 huevos separas yemas de claras
Claras a punto de nieve
Las yemas las batimos con 2 cucharadas de queso ligth, rayadura de limón y 3 gotitas de esencia de vainilla.
2 cucharaditas de las de postre de tagatosa.
Lo mezclamos con movimientos envolventes y lo ponemos en papel de horno montañitas no muy altas
20 minutos a 180°
Receta de Tammy Santin

Publicado en Recetas de cocina | Deja un comentario

Pensamientos


– Pensamientos –

No pertenezco a este sitio

Siempre he tenido la sensacion de ser espectadora de mi vida. Esa impresion de ver los eventos de mi vida desde otra perspectiva. Como si estuviera colgada en los aires, con hilos transparentes, sobre las cabezas de los seres que voy cruzando a lo largo de mi estancia sobre este planeta. Incluso puedo verme como un personaje mas de esta obra de teatro sin fin.

Es el sentimiento de no pertenecer a este mundo, la sensacion de ser invisible, de haber desaparecido hace mucho tiempo… La gente ve lo «de fuera». Ve la apariencia, lo fisico, lo superficial. Lo de dentro queda escondido, lo imaginan, lo inventan y se hacen su propia idea sin nisiquiera pararse a pensar si es cierto o no. Da igual. Vivimos en una sociedad donde solo importa el parecer. Solo nos paramos a mirar el reflejo externo de los demas seres, sin fijarse en las heridas e inventando su vida. Es tan sencillo imaginar el caracter de una persona en vez de darse el tiempo, o mas bien el interes, de conocer al otro sin previo juico. Esa generosidad cuesta tiempo en un mundo donde los segundos son contados. Porque pararse a gastar ese valioso tiempo para otro que uno mismo?

Eso es lo que veo desde arriba. Desde mi sitio. Desde mi escondite. Veo falsas sonrisas, escusas, veo felicidades inventadas y tragedias imaginadas con todo lujo de detalles. Oigo quejas, llantos, risas demasiado accentuadas para ser sinceras, escucho promesas que nunca se cumplen, animos vacios, consejos traicioneros.

Veo distancias que crecen, oigo siliencios que gritan, escucho latidos que duelen, siento arrañazos profundos placenteros. Soy yo. Me alejo. Me alejo de todos y de mi misma. Vuelvo a mi sitio. A mi escondite. Soy yo. Espectadora.

Que facil sonreir, llorar, gritar, divertir, sorprender… Que dificil sonreir mientras el corazon llorar, dificil divertir mientras por dentro el alma grita hasta romperse, complicado divertir o sorprender cuando hace tiempo que no crees que puedes o tienes algo por demostrar. No importa. Recuerdas que en la sociedad donde vivimos solo importa la apariencia. Solo veran la sonrisa y no oiran los llantos. Unicamente se divertiran sin darse cuenta de los gritos que esconde cada broma. Se sorprederan donde hace tiempo que a ti nada te ilusiona. No perdamos preciosos segundos…

Vamos a aplaudir al mas debil pensando que asi seremos mas fuertes. Seguiremos al mas necesitado para sentirnos mas afortunado. Nos pondremos a la sombra del mas pequeño para que nunca olvide que somos mas grande. Eso es lo que veo desde mi sitio. Mi escondite. Eso me hace sentir que este no es mi sitio. No me siento comoda. Como adorar un sitio donde entre mas multitud mas soledad? Como pretender pertenecer a un grupo donde entre mas brille la luz sobre tu cabeza, mas invisible te vuelves? Como sentirse orgulloso de un sitio donde mas gritas y mas se alejan? Mas diviertes al pueblo y mas efecto iman provocaras, atrayendo a todas las miradas como moscas atrapadas en una trampa. Cuanto mas la gente vean tu lado humano, mas te tendran asco. Cuanto mas vean la vida real y no esa fabricada en la tele, mas repugnante pensaran que eres. Eso es, la importancia de la apariencia.

Eso es lo que veo desde arriba. Desde mi sitio. Desde mi escondite. Veo falsas sonrisas, escusas, veo felicidades inventadas y tragedias imaginadas con todo lujo de detalles. Oigo quejas, llantos, risas demasiado accentuadas para ser sinceras, escucho promesas que nunca se cumplen, animos vacios, consejos traicioneros.

Este no es mi sitio. Soy espectadora. Mi escondite soy yo. Mi escondite, mi apariencia. Me escondo bajo esa piel. Dentro de este cuerpo. La mente rota bajo un cuerpo marioneta de una sociedad de apariencias. Pero da igual.
Malanie

Publicado en Varios | Deja un comentario

La noche será larga o corta pero no estoy sola


Ayer dormi poco

La diabetes tambien quita horas de sueño. Para poder coger el control, intenta debilitarnos como puede y uno de sus metodos de tortura es reducir nuestro tiempo de descanso. Pero estamos alertas. Somo metodicos, tenemos nuestras rutinas, costumbres o manias…

Ayer la diabetes me quiso poner a prueba. De nuevo. Eso es la diabetes: como un juego de obstaculos maleficos que aparecen uno tras otro, cambiando de forma, de nivel, de duracion… Somos equilibristas del circo de la diabetes. Intentando siempre guardar el esuilibrio para no caer. Vamos entrenando pero nunca se puede prever todo. A veces durante nuestras actuaciones aparecen imprevistos. Tambien aparecen manos tendidas para dar ayuda, consejos u animos. El circo Noches Sin Dormir y sus acrobatas del corazon, los payasos que siempre te sacan sonrisa del peor momento, sin hablar de las madres de noches sin dormir y sus juegos de malabares…

Ayer me toco una prueva: superar una hipo. Eso es algo tipico. Eso sucede a menudo aunque intentemos evitarlo. Pero ayer me costo 2h.

53…tomo zumo, una fruta…espero…se hace eterno…49…¿Pero que pasa? Tomo mas azucares rapidos…espero… Me pesa el cuerpo, como si mis miembros fueran de plomo. Me pesa la cabeza como si una mano poderosa hiciera una fuerte presion sobre ella. Hasta me pesa la lengua y hace que me sea dificil hablar. Tiemblo. Tiembla mi respiracion. Se accelera el corazon. Empiezo a sudar…48… sudando aun mas…y que sueño, pero intento no dormirme. Se me pasan un monton de cosas, de emociones por la cabeza. Un cumulo de sensaciones, desagradables, por el cuerpo. No siento los dedos de las manos ni los pies. No tengo fuerza para levantar los brazos. Y que sueño…y me duermo…Abro los ojos, mi mano en la mano de Alex, me esta pinchando el dedo para mirar la glucemia…mi angel de la guardia…104. Por fin. Parece que va mejorando la situacion, pero sigo sintiendome mal. Que sueño. Un yogur para mantener glucemia y poder dormir. Alex no se despega de mi lado. Me duermo. Me despierto y ella sigue a mi lado. 77. Esto no termina. Empieza a ser desesperante pero no tengo fuerzas para cabrearme y tampoco cambiara nada. Pero si empiezo a preocuparme y todas las malditas preguntas que empiezan por « ¿Y si…?» llenan mi cabeza. Voy revisando todo lo que hice: cuantos hidratos de carbono comi a la cena, cuanta insulina puse, pienso en.los indices glucemicos de todo lo que comi, cuento raciones de hidratos de lo que comi para remontar la hipo…no entiendo nada. 71. Esto ya no tiene ninguj sentido. Hay que encontrar un culpable y le ha tocado a la Toujeo. Desde que cambie de Lantus a toujeo no controlo mi diabetes, hacer deporte se ha convertido en un obstaculo, solo son imprevistos, las hipos son mas fuertes y tardo mucho mas en notarlas. Pierdo paciencia. Me duermo.

Me voy. Lo dejo todo. Me voy. Os dejo a todos. Me voy. Cojo mi bolso sin glucometro, sin comida, sin insulina, agujas y todo lo relacionado a la diabetes y me voy. Me voy a vivir. Libre. Aunque sean dos dias. Aunque sean los ultimos. Abro los ojos. De nuevo mi mano en la de Alex, pinchandome el dedo. Me siento egoista. Me siento culpable. Me siento perdida. Perdida en las emociones, entre lo que puedo y no decir, lo que debo o no pensar.

84…la noche sera larga o corta segun como se mire. Sera dificil, si. Sera frustrante, si. Pero no estoy sola. Gracias.
Melanie

Publicado en Varios | Deja un comentario

LA DIABETES TRANSPARENTE


#diabetestransparente #educacionparatodos #tecnologiaparatodos #diabetESP

LA DIABETES TRANSPARENTE.

Tengo 36 años, 35 años y 4 meses de los cuales los he vivido con diabetes. No tengo ninguna complicación y una vida feliz, pero sigo teniendo diabetes y, a expensas de lo que nos pueda deparar la investigación futura, a día de hoy tengo que decir que seguiré viviendo con ella toda la vida. Para siempre.

El hecho de haber crecido con ella presupone en muchos casos que al ser algo habitual, conocido, con lo que convivo todos los días, que se convierta a ojos del mundo que nos rodea en algo banal. Se ha convertido en la DIABETES TRANSPARENTE, aquel tipo de diabetes que tenemos muchos adultos con largo recorrido en este negocio y otros que llevan menos tiempo pero que han aterrizado con edad de cuidarse ya ellos mismos.

Hago lo mismo que los demás de mi edad, Si. Pero lo hago con diabetes y esto implica siempre y a cualquier hora precauciones y consideraciones. La experiencia de años da conocimiento, empoderamiento y background pero todo esto no es suficiente para poder olvidarse de la diabetes, aunque el resto del mundo piense que si por el simple hecho de tener cierta edad. La diabetes transparente es transparente para el mundo pero está muy presente para uno mismo y para en entorno más inmediato que nos rodea.

Trabajo, cuido de mi familia, voy al cole a buscar a mi hijo, viajo, me río, hago deporte, salgo al cine, tengo unos estudios, y un largo etcétera de cosas más, aparentemente como cualquier otro, pero aún con esta experiencia de años, la diabetes hay que controlarla para hacer todas estas actividades. Estoy bien, tengo un buen estado de salud, si, y ninguna complicación pero no es casualidad ni producto del azar o de la suerte, es el resultado de no hacer nunca vacaciones de mi diabetes presente, de la tenacidad y de la constancia.

Vivo ya en ese tan temido largo plazo, ese del que tanto se habla a nivel teórico y para el que nos preparamos lo mejor posible para evitar la aparición de complicaciones. Y solo tengo 36 años. Diabetes transparente de largo recorrido.

Pero soy optimista y luchadora por naturaleza y quiero vivir muchos años, y por eso necesitamos todos, independientemente del momento vital en el que nos encontremos, poder usar todo lo que la tecnología y la ciencia nos ofrece a día de hoy para que nuestra vida sea larga, plena y libre de complicaciones. Pero para poder conseguirlo tenemos que luchar para que todas las diabetes sean presentes, para que los que vivimos siendo invisibles tengamos las mismas oportunidades y para que la equidad deje de ser un concepto teórico para convertirse en una realidad.

Os animo a todos los que por algún motivo os sintáis TRANSPARENTES a hacer equipo, a hacer piña y a que nos juntemos de verdad para ser OMNIPRESENTES.
Rosa Vidal

Publicado en Varios | Deja un comentario

MAMA, TENGO OTRAS COSAS APARTE DE DIABETES.

 

¡Hola a todos! Espero que disfrutarais de este maravilloso fin de semana que hemos tenido y hayáis recargado las pilas para esta semana que comienza.

Como veis, es lunes por la mañana, un cambio bastante grande. Debido a que el lunes pasado comencé mi periodo de prácticas y he de ajustarme a un horario, este será el día que publique el blog desde ahora (Espero no haya más cambios).

Por cierto, he de decir, ¡Que todo marcha de lujo en la clinica!

Y ahora…

¿Recordáis aquel post que hice mandando un aviso a todo aquel que tenía un diabético en su vida? Hoy quiero dar unos “pequeños” consejos a todas esas madres que tienen a un pequeño/a diabético/a en sus vidas.

17742144_10212595359861854_1966808700_n

Que quede claro, que esto lo hago desde mi punto de vista y sin ofender a nadie. Y recordar ante todo, que yo fui una pequeña diabética con una madre detrás (La cual presento en esta foto) y se a lo que me refiero.

También es cierto, que yo debuté a la edad de 12 años, y la edad dicen que influye mucho. Aunque las madres son siempre igual, a cualquier edad, esas madres protectoras que nos meten en una burbuja en muchas ocasiones.       Porque lo hacéis.

Se que las madres lo pasáis mal. En mi caso mi madre salía a llorar al pasillo del hospital, ella pensaba que no la escuchaba… (siento delatarte mami). Se os viene el mundo encima, pensáis que nada va a volver a ser igual, pero de verdad, todo vuelve a la “normalidad”.

Una cosa que quiero dejar clara es, que las madres forman un papel muy importante en el debut del niño/a y que son un pilar fundamental. Al igual que vosotros los llamáis “pequeños guerreros” ellos  deben veros como “héroes”. Ser su apoyo, por favor, no clasifiquéis a vuestros hijos solo por la diabetes, vuestros hijos tienen cosas mejores por las que disfrutar de ellos, ayudarlos a realizar todos esos sueños que tienen, empujarlos a hacerlos, no los frenéis nunca. Mi madre se esforzó al máximo por enseñarme todo lo que sé, y ahora por suerte, yo puedo seguir enseñándole a ella. Gracias a toda la confianza y libertad que depositó en mi en su momento.

No se muy bien cómo comenzar esto, lo que intento, es que todas esa madres que viven por la diabetes de sus hijos, se liberen un poco. Y sobretodo, que liberen al niño/a. Es cierto que al principio necesitamos control, que no sabemos lo que hay de cierto, pero muchas con el paso de los años, seguís sin dar un voto de confianza a vuestros hijos.

Esas madres reivindicativas de la diabetes que se indignan cuando alguien no entiende lo que sus hijos tienen, pero que a la vez están constantemente pensando si “esa actividad” es adecuada para su hijo, bueno para sus glucemias.

Si, es importante llevar un buen control, pero no sirve de nada si creamos niños con miedo a vivir por la diabetes en vez de enseñarles a vivir con ella. Siendo el equilibrio lo más importante.

El tema de los estudios es el más conocido, tengamos la edad que tengamos, lo primero que preguntáis cuando entramos por la puerta es, ¿Qué tal tus niveles hoy?. Y la respuesta hay que pensársela, porque tanto si ha sido hiperglucemia, como hipoglucemia, prepárate para una pequeña “regañina”…

De verdad, no sabéis lo que llega a agobiar eso… Limitaros a preguntarles, ¿Qué tal el día?, que os cuenten lo que han hecho, lo que han aprendido, sin les ha pasado algo gracioso… Y creerme, ellos solos acabarán por contaros cuales han sido sus niveles.

Creo que hay veces que si son tan pequeños os da demasiado miedo que comiencen a vivir, el miedo a la guardería, al colegio, el miedo a alejaros de ellos y que no seáis vosotras quien les controle… Ahí es donde debéis confiar, tanto en ellos, como en equipo docente. Si, no siempre el equipo docente es el que te imaginas para el cuidado de la diabetes de tu hijo, es duro escuchar como algunos dicen que no son enfermeros, pero no todos son iguales, y los que destacan, son a los que hay que dar una oportunidad. La enseñanza y esa pequeña libertad desde pequeñitos los preparará para el futuro. Algún día tendrán que irse de casa y serán ellos quienes se ocupen de si mismos, no estaréis siempre detrás de ellos con la máquina y el bolígrafo de insulina.

A muchas de vosotras, os sorprendería  lo que vuestros hijos saben y no veis. En el campamento estamos los monitores para su control, pero es a ellos a quien suelo preguntar las raciones que vamos a comer, que cantidad de insulina se pondrían. Son ellos, los más mayores, los que se ofrecen a pinchar a un compañero más pequeño, añadiendo que no les va a doler, que no lo van a notar. Es increíble lo que yo aprendo de esos niños en una sola semana, imaginaros lo que podéis aprender vosotras si les dejáis a ellos que actúen solos.

Con esto, no estoy diciendo que descuidéis a vuestros hijos, simplemente que los liberéis de esa pequeña carga, que les deis un poco de libertad.

He hablado de la libertad de los niños, pero vosotras también debéis descansar un poco de la diabetes de vuestros hijos. Relajaros! Tener tiempo para vosotras, no esteis todo el día pensando en ellos.

Yo no soy madre no, pero si  fui niña y  mi madre también fue un poco pesada a veces, por eso simplemente daros unos consejos desde el punto de vista de una niña ya adulta..  Si a alguien le molestan mis palabras, lo siento. No pretendía ofender a nadie y menos hacer que cambiéis la manera que tenéis de cuidar a vuestros hijos.

Hasta la semana que viene mis “Dulces sonrisas”. Sed buenos!

Publicado en Varios | Deja un comentario

UNA AUTÉNTICA NOCHE SIN DORMIR

UNA AUTÉNTICA NOCHE SIN DORMIR
La primera vez que oí el nombre de “Noches sin Dormir”, pensé: “¡Qué nombre más original. La verdad es que mira que pasamos noches enteras sin dormir!”
Pero ha sido esta misma noche, dos años y ocho meses justos después del debut, cuando estoy descubriendo lo que es una verdadera Noche sin Dormir:
Llevaba más de dos horas y media sin remontar, y unos vómitos horribles; y empecé a sentir como el miedo me iba estrangulando poco a poco.
Cuando el glucómetro marcó 43, ya no lo dudé más y salí como alma que lleva el diablo para el hospital. No sé si algún radar de control de velocidad me habrá pillado, y poco me importa la verdad sea dicha. Yo sólo sé que los kilómetros que separan nuestra casa del hospital se me hicieron eternos, como esas películas de miedo en las que el pasillo se alarga y se alarga…mientras que a mi lado una manita temblorosa me decía: “Tranquila Mami, que estoy bien”…
No, yo no soy la dulce de la casa; sino mi niña, mi princesa.
Tras llegar al hospital y hacerle un reconocimiento deciden darle un medicamento oral para cortar los vómitos, pero no surte efecto; y una vez comprobado que la glucosa cae estrepitosamente (37mg/dl) acompañado de temblores y un aturdimiento que ya me hace pensar lo peor, le inyectan rápidamente un suero glucosado.
Ya está estabilizada e ingresada en planta. No sé por cuántas horas o días estaremos por aquí. Lo único que sé que ahora mismo la estoy observando y veo como duerme, cuál bella princesa de cuento, la diferencia es que ella no es para nada una princesita ñoña, todo lo contrario, mi niña es una auténtica guerrera que, incluso en la peor hipoglucemia de su “dulce vida”, me anima, acariciándome la cara, diciéndome que no me preocupe, que pronto va a estar bien…¡¡¡ole mi niñaaaa, a eso lo llamo yo CORAJE Y VALENTÍA!!!
Mientras tanto yo, con los ojos llenos de lágrimas, por el susto tan terrible que me he llevado hace unas horas y por lo impotente que me hace sentir esta horrible enfermedad, me dispongo a pasar mi primera Auténtica Noche Sin Dormir.

Almudena

Publicado en Varios | 1 comentario

Ser DT3 no es tarea facil

Ser DT3 no es tarea facil

Se puede sufrir por la diabetes sin padecerla. Es posible vivir la diabetes sin tenerla en tu propio cuerpo. Se pueden sentir las hipoglucemias sin tener ese fallo en el sistema immunitario. Tambien es posible enfrentarse a las hiperglucemias aun teniendo un pancreas funcionando debidamente.

Ser DT3 es vivir la diabetes sin tenerla. Vivirla a traves de un ser querido. Sufrir todas las emociones relacionadas con esta enfermedad cronica, enfrentarse a altos y bajos en todos los sentidos. Ser DT3 es tener miedo cuando el ser que amas, y padece diabetes, te dice que sale a correr. No sabes donde estara, cuando volvera, y te imaginas todo lo peor. De hecho hace unos dias, sali a correr y Alexandra decicio ir a pasear a los perros al parque por si me pillaba terminando de correr. Pero llegando al parque se encontro con una escena que le impacto y le produciria esa inseguridad que nosotros tambien sufrimos a veces tras una mala experiencia. Vio una ambulancia y un coche de policia justo en el lugar donde suelo ir a correr. Se dio prisa para ir a ver que pasaba, con el corazon latiendo de manera accelerada, temiendo que la persona que estaba sobre una camilla fuera yo. Al acercarse, las puertas de la ambulancia se cerraron y no le dio tiempo de ver nada. En ese momento ya no cabia lugar en su cabeza para ser racional y cundio el panico. Al llegar a casa y verme en la cocina preparando la cena, se quedo unos minutos mirandome fijamente, con las lagrimas apareciendo poco a poco en sus ojos, su cara volvia cogiendo su tono habitual, pero su respiracion seguia alterada. Todo quedo en un susto. El poder de la mente.

Ser DT3 es preocuparse a cada analitica, cada cita medica, cada espera… Es asustarse cuando te hablan de las pobibles complicaciones de esta enfermedad, es emocionarte en detalles, pequeños logros, rutinas pero que toman otro sentido. Es entender mejor que «la felicidad esta hecha de pequeñas cosas». Es estar feliz por una buena glicada, es preocuparse por una glucemia post comida tras haber comido en un restaurante. Ser DT3 es acompañar al DT1 por todas las fases buenas y malas. Es compartir emociones, dolores y alegrias. Son logros compartidos. Batallas luchadas a dos. Es cuando te das cuenta de que esa frase tan banal es cierta «la union hace la fuerza».

Ser DT3 es adaptarse a nuevos habitos, es dejar entrar nuevas tareas, obligaciones en tu dia a dia. Es acostumbrarse a ver pinchazos, agujas, sangre. Es conocer la diferencia entre Lantus y Humalog. Es decir a las 21h30 «no te olvides de pincharte la Lantus!», o bien mientras tu DT1 se pincha decirle «te sujeto la camiseta?». Es aparecer con un zumo ya listo para tomar en el momento idoneo, es leer etiquetas cuando vas a hacer la compra al super…

Ser DT3 es compartir el mismo humor y ser capaz de entender bromas que solo se entienden cuando vives con la diabetes. Eres DT3 cuando te das cuenta de que todos tus bolsillos estan llenos de sobres de azucar!

Ser DT3 es mostrar lo que de verdad sientes para esa persona que apoyas, que acompañas. Es cojerle un poco del peso de su mochila para decirle «te quiero».

Gracias a vosotros nuestro dia a dia se hace mas llevadero, gracias a vosotros salimos de situaciones a veces complicadas, gracias a vosotros somos mejores personas. Gracias a vosotros no tiramos la toalla.

Gracias por acompañarme en este camino no siempre facil.

#DT3 #DT1

Melanie

Publicado en Varios | Deja un comentario