Cumple Debut de Elisabeth

image

Hoy 6 de agosto es mi Cumple-Dulce, hoy hace 25 años que me diagnosticaron diabetes mellitus tipo 1, por aquel entonces tenia 9 años y aunque fue el 6 de agosto del 91 cuando dieron con la tecla ya llevaba un mes y medio o dos meses en los que mi madre me llevaba al medico y siempre volvíamos a casa con la misma respuesta «La niña no tiene nada, es del crecimiento» pero nosotros sabíamos que algo me pasaba, había perdido mucho peso en poco tiempo y ya casi no tenia fuerzas para mantenerme en pie, iba al baño cada dos por tres y nunca me saciaba al beber agua… siempre quería más y más, hartos de no encontrar respuesta en mi medico de cabecera me llevaron a un medico de pago el cual pagó mi abuela porque mis padres por aquel tiempo andaban mal económicamente, aquel bendito día cuando entre por la puerta ese hombre nada mas verme y oír mis síntomas de boca de mi padre, dijo: es diabetes casi seguro, me hizo una prueba e inmediatamente nos mandó al hospital, me metieron en observación y pase varios días allí hasta que me subieron a planta, no se como siendo tan pequeña afronté todo tan bien, supongo que seria porque no sabia lo que se me venia encima ya que era una cagueta de las agujas, de esas que cuando iba al medico entraba diciendo PINCHAZOS NO!! A MI JARABE..jejeje
me pasaron a planta y al segundo día de estar allí vino el enfermero con un vial y una jeringa y empezó a darme clases de como pincharme, yo siempre estaba atenta pero cuando me decía venga Elisabet hoy lo haces tu, yo siempre decía lo mismo, yo no.. tu!! intentaron convencerme todos los días que estuve allí que no fueron pocos pero no lo consiguieron. El día que me dieron el alta yendo en el coche me lleve todo el camino luchando conmigo misma, diciéndome todo el rato, tengo que hacerlo no me queda otra, tengo que hacerlo no me queda otra, y así fue como me decidí, el primer pinchazo en casa lo hice yo sola tal y como me habían explicado, clava la aguja en el vial, posiciona el vial arriba y jeringa abajo, coge mas de la dosis, manda las pompas arriba dando golpecitos y expulsa el sobrante hasta quedarte en la dosis correcta, cógete un pellizco y clava la aguja en diagonal, tira hacia detrás y si la jeringa no se llena de sangre inyecta lentamente, me sentí una campeona!!! lo había conseguido, había superado mi miedo!!! y es ahí cuando comenzó realmente mi nueva dulce vida…

image

Elisabeth

Esta entrada fue publicada en Mi debut. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.