Noé

Mi salto al ruedo empezó el 15/7/13,un sábado por la tarde,

llevaba 10 días como se dice en mi pueblo bebiendome “una arroba de agua y orinando dos”…yo ya sabía que algo pasaba…cansado…comía demasiado…no veía bien…fuí al centro médico…inmediatamente me pincharon en el dedo…el aparatito no marcaba…segundo intento y seguía igual…directamente al hospital…mis padres de fin de semana y  mi mujer con el crio con fiebre…cogí el coche y me fuí para allá…nada más ver el informe me dijeron que era diabético…vaya!…que me tengo que tomar?…es un poco má s complejo de lo que tú te crees, de momento te quedas ingresado…ingresado??…pero sino me duele nada y mañana por la tarde me tengo que ir de viaje a trabajar…total que allí me quedé sin saber muy bien lo que pasaba…hasta el día siguiente que bajó la endocrina a explicarme un poco…cuando realmente me enteré por encima de lo que tenía..lo que me podía pasar sino me cuidaba y los riegos que conllevaba…yo ya no entendía a la endocrina…sabía que estaba hablando pero no me enteraba de nada…al tercer día de estar ingresado me dicen que me cambian de hospital y justo venía mi mujer con Jesús(mi hijo) que hacía apenas dos semanas nos chabían confirmado que con tan sólo 18 meses era celíaco y seguía con fiebre…a partir de ahí fue todo muy rápido…el conductor de la ambulancia con prisas…yo le pedí por favor unos minutos para ver a mi familia que estaban en urgencias…me dijo que vale, yo te bajo pero no te entretengas que tengo a la gente esperando…cuando mi mujer me vió con el pijama…la vía y el suero…se echó a llorar…mi suegra,  la mujer con los ojos rasados de agua…Jesús al verme se puso a llorar, que lo cogiera con esa cara de malito que tenía el pobre…lo cogí…apoyó la cabeza en mi hombro y no paraba de decir…papá men, papá men, a la calle, a la calle…pufffff…yo me mordía el labio de abajo para no llorar y la gente de la sala mirándonos en silencio…fue un momento de ahogo…impotencia… de decir…joder!esto no puede estar pasando…me subí en la parte de atrás de la ambulancia con otras dos personas…y el hombre mayor al verme así y sin saber nada me dijo…tranquilo “hermoso” que todo tiene solución y tú eres muy joven…pues no te queda de penar ni ná!!…Ahí ya no pude más…asentí con la cabeza y me reía llorando…como podía ser que en  apenas dos semanas la vida te diera esos golpes?…no podia parar de pensar en mi hijo…yo sé que no soy un buen cristiano y seguro que dios pensará que ahora me vienes con estas…pero solo le pido que mi hijo bastante tiene el pobre con lo suyo…que no herede de su padre esta parte…que el pobre mío no tiene culpa de nada y ya me estan temblando los dedos al escribir…y a los padres de esas criaturitas…puffff..ya no sé ni que decios..mucha fuerza y un abrazo enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *