Noah

Hola, yo debuté hace dos años y tengo 42, aunque no me gusta mucho contarla, os voy a contar mi historia y si con esto puedo ayudar a gente en su debut, me alegraría muchísimo.
Los síntomas aparecieron en Navidades, no soy una persona muy comiente, pero empece a volverme loca comiendo, no paraba hasta mi madre me decía, pero que te pasa? Esto no es normal en tí. Cuando terminaron las Navidades dije madre mía he comido tanto que habré engordado una barbaridad y cual fue mi sorpresa que había perdido 5kg, me sorprendió, pero no le dí mucha importancia.  Cada semana perdía un kg, hasta que empece a encontrarme mal y mi mejor amiga me dijo, hazte la prueba del azúcar, tienes síntomas de diabética, su abuela lo era, pero yo tenía miedo y no quería, hasta que un día llegue de la oficina muy mareada y mal y le dije, esta bien, hazme la prueba, salió 300 de azúcar y me dijo Dios mío, tienes mucho, y le dije espera que me relaje un poco y me la vuelves a hacer, a los 10 minutos lo repetimos y aquello seguía igual, baje con mi padre corriendo a urgencias y allí fue cuando me dijeron, eres diabética se te ha jodido la vida, así me lo dijeron, me quedé un poco en shock, me pincharon insulina y me hicieron ir a las 4 horas y aquello no bajaba, me volvieron a pinchar y me dieron una pastilla y nada.
El médico de cabecera me mandó una analítica y sí, era diabética, el problema fue que me diagnosticaron una diabetes de tipo 2 y era de tipo1, me dió solo pastillas, dieta y deporte, empecé a adelgazar a la carrera, mi obsesión era bajar el azúcar, que no bajaba, cada vez que comía me iba a andar, correr etc…, era ya obsesión, cada día tenía menos alientos, menos fuerzas, estuve casi un año mal diagnosticada, jamás coji la bajá, me tenían que ayudar hasta para coger un paquete de folios, pero yo sin poder respirar me iba todos los días a hacer mis 7 km, lloviendo, con frío, con una bronquitis de caballo que casi me muero, pero mis 7km eran fijos, a veces iba llorando y pensando, sigue adelante, vamos que tú puedes, me quede con 46kg, sólo era huesos, no podía ni estar sentada porque al apoyarme los huesos me molestaban, le dije a mi médico que me mandara a un endocrino, que me mirara, que ya no quedaba de mí y eso ya no era normal y se negó, me dijo que sí era normal.
Al final mi madre y mi mejor amiga llorando me dijeron, vamos a uno de pago y fui, fui al mejor endocrino de Alicante, mi Salvador jeje, cuando llegue allí después de casi un año mal diagnosticada me dijo, no me creo que estés de pie delante de mi, y le dije porque?, y me dijo voy a ser sincero, soy muy duro, pero soy así de sincero y no te voy a engañar, deberías estar en coma en el hospital o estar ya en una caja de madera, me volví a quedar en shock y mi prima que venía conmigo le dijo, si esta bromeando no tiene gracia, y él le dijo, no bromeo nunca con la salud, tiene todos los órganos tocados, su páncreas está seco, ella es de tipo 1, y le quedan días de vida, yo seguía sin hablar, no me lo podía creer, y mi prima le dijo, ayúdela, intentelo y le dijo soy médico y ella un caso a estudiar, le daré un tratamiento de insulina, que es lo suyo, pero esta tan mal que no se sí responderá ya al tratamiento.
Mi primer chute fue maravilloso, sentí una paz increíble y respondí, hacia deporte todos los días y seguí sus pautas, a los 3 meses volví a ir y me dijo, joder has sobrevivido y le dije, lo dudaba? Estaba muerta en vida e iba a correr y a andar, ahora que por fin me pincho va a estar mucho tiempo viéndome jeje.
Lo pasé francamente mal, he llorado mucho a escondidas y llevar esa mochila tan grande y con tanto peso en la espalda fue muy muy duro.
Mi sobrino me mandó un video de un triatleta diabético, Jon Karro demostrando que con diabetes se puede, me animó tanto, que me enganché al deporte, lo llegué a conocer y es un héroe, como muchos otros, como todos nosotros, gracias a la fuerza que tuve de hacer deporte aún estando muriéndome, estoy aquí.
Hace ya 6 meses cojí una depresión, mi psicóloga me ha dicho que eso es de lo que pasé y sufrí y que me tenía que salir por algún lado, y ahora que estaba ya bien es cuando he caído en la depresión, después de casi 20 años en la misma empresa y pasar todo lo que pase, y en ningún momento coger la bajá, me empezaron ha hacer la vida imposible y eso agravó mi depresión, ahora sigo de bajá, mi contrato ya finalizó, pero sigo luchando y centrada en el deporte al cual le debo mucho, hago bici de montaña y carretera, corro, pilates y juego al Padel, ahora mismo estoy como he dicho de bajá, sin un duro, pero he decidido seguir un sueño y hacer realmente lo que me hace feliz, el deporte, así que estoy cursando para profesora de pilates, mi mejor amiga me está ayudando económicamente para que esto se haga realidad.
Cuando debutas todo es muy duro, pero somos iguales a los demás, no nos tiene que limitar una enfermedad crónica, incluso somos un poquito mejores porque somos más dulces jeje.
El deporte es muy importante en la diabetes, mucho y desde aquí os ánimo ha hacer todos los días un poquito, sea lo que sea, andar, nadar, bici, lo que sea, pero todos lis días, a mi me salvó la vida, así que sigo diciendo, con diabetes se puede.
Ahora quiero fomentar el deporte y ayudar como me ayudaron a mi, he hecho una página de Facebook que se llama DT.1 SPORT WOMEN, para que la gente cuente sus logros, sus retos y motivarnos y ayudarnos entre todos, hay que tener fuerza y valor, todos lo tenemos, así que ánimo, arriba y a seguir.
Y os dejo una frase que me ayuda mucho: un guerrero de la luz, no desiste de sus sueños. Besotessss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *