Miss tortuga y Miss Liebre

Quiero compartir con vostros una estrategia que usamos en casa con Aloma. Al salir del hospital, recien debutada, los pinchazos de la insulina eran un suplicio (imagino que como todos!). Para suavizar un poco el tema decidimos bautizar las insulinas… Así que os las presento: Miss Tortuga (para la lenta) y Miss Liebre (para la rápida). Aunque pueda parecer una chorrada -y de hecho lo es!- nos ha venido estupendo para comprender el porqué de 2 insulinas y el funcionamiento de cada una de ellas. Con 4 añitos puede explicar las peculiaridades de la Tortuga y la Liebre y nunca qüestiona su inyección. Pequeños trucos para avanzar en la pedagogia diabetologica
imageI
Aina Carboner

Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *