La enfermedad periodontal, una gran desconocida

La población, en general, debe acudir al dentista por lo menos una vez al año. Las personas diabéticas, como siempre, deben tener más cuidado de su cuerpo, y la boca no debe ser la gran olvidada.

Hay dos enfermedades muy importantes y dañinas pero con un buen cuidado se pueden tener controladas. La primera de ellas, la periodoncia que es una especialidad de la odontología que destruye el hueso, el cual da soporte al diente. La segunda es la gingivitis haciendo referencia a la inflamación y sangrado de la encía.

En este post vamos a hablar de la periodontitis (antiguamente piorrea). Se trata de una enfermedad de las encías que es provocada por un conjunto de bacterias que destruyen las estructuras de soporte del diente.

Los síntomas que podéis tener:
– Sangrado de las encias (si el paciente fuma, este síntoma desaparece)
– Separación de los dientes
– Movimiento de los dientes o perdida de alguno de ellos
– Dolor
– Sensibilidad frio/calor
– Mal aliento
– Manchas de sarro en los dientes

También, podemos notar que las encías se retraen dando la sensación de que los dientes se alargan, pero en realidad lo que esta pasando debajo de la encía es que las bacterias van destruyendo el hueso que soporta los dientes y la encía acompaña esta pérdida.

¿Qué tratamiento podemos realizar?
Es aconsejable acudir a un periodoncista para que nos aconseje mejor el tipo de resultado que necesitamos.
Muchos de estos tratamientos suelen consistir en:
1. Realización de raspado, pulido y alisado, radicular de todos los dientes. De esta manera, eliminamos la infección e inflamación subgingival. En personas diabéticas, suele hacerse el tratamiento en 4 partes.
2. Si con el raspado no es suficiente, se realizará un tratamiento avanzado de la enfermedad que consiste en una intervención quirúrgica para eliminar las bacterias causantes de la enfermedad.

La Dr. Joana Rosselló (www.joanarossello.com) es una gran experta en este campo y nos recuerda que la periodontitis no es un proceso natural de envejecimiento y que podemos trabajar para remediarlo porque no es una enfermedad incurable. Si ya tenemos la infección con un cepillado meticuloso y los enjuages bulaces no es suficiente para controlar la periodontitis. Debemos acudir al especialista y realizar las revisiones oportunas.

Y como consejo personal, deciros que los niveles de glucosa después de realizar este tratamiento también son mucho más positivos, porque cualquier infección nos altera los niveles de glucosa en sangre.

M.Mercè Rosselló Villalonga
Abril, 2014

Enfermedad-periodontal

images

**Fotografías encontradas en googleimages

Esta entrada fue publicada en Convivir con la Betty. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *