Sonia Rodriguez

En mi caso la liebre saltó el 30 de septiembre de este año. Y 6 días después ya tenía mi diagnóstico de diabetes T1 y ese mismo día comencé a pincharme 4 veces al día, rápida y lenta. Caso no muy común el mío ya que tengo 42 años, no tengo antecedentes familiares, nunca había tenido mal los niveles de glucosa y no reúno ninguno de los parámetros que facilitan su aparición (ni sobrepeso, ni soy golosa, ni fumo…). En fin, aquí estoy adaptando costumbres, modificando rutinas y aprendiendo muuucho…es lo que toca así que habrá que llevarlo de la mejor manera posible. Ánimo a tod@s y para atrás solo para coger impulso!!

Esta entrada fue publicada en Mi debut. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *