Sonia Rodriguez

En mi caso la liebre saltó el 30 de septiembre de este año. Y 6 días después ya tenía mi diagnóstico de diabetes T1 y ese mismo día comencé a pincharme 4 veces al día, rápida y lenta. Caso no muy común el mio ya que tengo 42 años, no tengo antecedentes familiares, nunca había tenido mal los niveles de glucosa y no reuno ninguno de los parámetros que facilitan su aparición (ni sobrepeso, ni soy golosa, ni fumo…). En fin, aquí estoy adaptándo costumbres, modificando rutinas y aprendiendo muuucho…es lo que toca así que habrá que llevarlo de la mejor manera posible.
Ánimo a tod@s y para atrás solo para cojer impulso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *