Pilar

Hola a todos, os voy a contar mi debut…..

veréis, en mi segundo embarazo me diagnosticaron diabetes gestacional, no me hizo falta ni pastillas ni insulina, solamente con dieta y ejercicio lo controlé bien, o eso me decían, yo no tenía ni idea cuando les llevaba mis glucemias lo q me marcaba la maquinita, simplemente me decían q estaba bien y yo tan contenta, me empezaron a controlar los de alto riesgo, todas las semanas me veían, todo marchaba bien, me dijeron que en cuanto diese a luz se me pasaría……. y así fue… de momento, el día q fui a entregar mi glucómetro a las enfermeras que me lo dejaron una de ellas me dijo…. quédatelo, tienes todas las papeletas de que te vuelva  a hacer falta, pensé yo….. y esta gili, que me dice, si como me dijeron esto desapareció al nacer mi niño. A los dos años empiezo a sentirme mal, me noto bajadas y subidas de azúcar, yo ya conocía los síntomas claro, me empiezo a mirar con el glucómetro y pensé….. a que al final tenía razón la gili de la enfermera, me voy al médico de cabecera y se lo comento, me manda análisis, nada todo bien, yo la digo que tengo bajadas de azúcar, me manda que me haga perfiles días salteados, ahí empieza a ver q algo no va bien, pero sin alarmarse, me pide que me siga midiendo, y la cosa empieza a ir mal, yo empiezo a perder peso, siempre he sido muy delgada, pero en esa época, debe de ser que el cuerpo se estaba perparando y me pillo con 7 kilos más de lo habitual en mí, menos mal, me quedè con 39 kilos, perdí 13 en nada de tiempo, de ahí al endocrino, pruebas, análisis, 2 meses, diagnosticada tipo 2, a los 2 mese insulina al canto tipo 1 vamos,,,, diabética perdía, no se hacen con mis glucemias, según ellas tenía una diabetes muy lábil, directamente al endo del hospital, como veréis no fue un debut de estar ingresada, de salir corriendo, fue de poco a poco, de todas maneras, una vez que supe cuales eran los síntomas, yo desde que tenía 17 ò 18 años, me daban bajadas y subidas, el cuerpo ya me estaba avisando, y cuando se lo comentaba al médico de esas síntomas me decía…. pues el azúcar estás bien, y yo pensaba….. que tendrá que ver el ansia que me da por comer con esos temblores o esas ganas de beber agua sobre todo en navidades que no me saciaba, con el azúcar, luego lo llegué a entender…. perdonar si me he extendido un poco, sólo quería compartirlo con todos vosotros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *