Mónica

Hola, soy madre de Cynthia de 5 años que debutó el dia 29 de agosto de este año. Todo fue de un modo casual : Hace un año, el día 23 de octubre la operaron de vegetaciones y amigdalas, y en la analítica de la operación dio que tenía los globulos rojos muy pequeños y anemia de hierro asi que me mandaron al pediatra y esta a su vez me desvio de nuevo al hospital ( en este caso el Niño Jesús ) para que le hicieran un estudio. Asi que en noviembre le empezaron a dar hierro para que la subiera y poder hacer el estudio, que llegó a finales de enero de este año. Los resultados se demoraron bastante, llegaron el 12 de junio y luego me dieron cita para el 26 de agosto. Ese día nos dijeron que el estudio habia salido negativo y que tenian que seguir mirando de donde venia esa anemia. Asi que me mandaron recoger varias muestras de heces y de orina que llevé al hospital el día 29…y saltó la alarma.
Un inciso : en el mes de agosto la niña perdió mucho peso, dejó de comer y no hacía otra cosa que beber agua. Se lo comente al doctor e incluso pregunté que si podía ser azucar, pero revisó las analíticas y me dijo que era poco probable.
Pero al analizar la orina me llamaron rápidamente del hospital, de hecho no me dio ni tiempo de volver a casa de entregar las muestras. Y me preguntaron que si las había tomado bien, a lo que dije que si. Pregunté que pasaba y me dijo que había salido muy alterada la azucar y que si podía llevar a la niña. Le dije que si, y dejó todo preparado en urgencias para que recibieran a mi hija. A las 16.30 llegamos y en seguida nos llamaron, y un equipo se puso manos a la obra con ella y yo no entendía nada…como era posible que asi de la noche a la mañana se presentara esto. No paraban de hacerme preguntas y a la niña la pinchaban por todos lados. El glucometro no daba ni números, ponia High, asi que le sacaban las nuestras en vena. Ya me dijeron que habia hecho un debut diabético y me dieron unos papeles para llevar a admisión para el ingreso. Mi hija llegó con 823 de azucar, por su propio pie y sin más síntomas que los mencionados antes. Eso si respondió muy bien al tratamiento y bajó rápidamente. Mientras que estabamos en urgencias solo pedia agua y que tenia hambre y yo sufria porque no se la podia dar nada, intentaba explicarselo pero claro no deja de ser una niña. Y por otro lado el sabado nos ibamos a la playa y no paraba de decirme que si ya no nos ibamos a la playa, imaginaros mis situación…que la decía. A las 23.30 nos subieron a planta y esa noche los controles eran cada hora, yo pensaba que la iban a dejar sin sangre a la pobre…tan delgadita, sin comer nada, que pena me daba.
Por la mañana vinieron los doctores y nos explicaron todo, estabamos como en una nube, todo parecía un mal sueño. Creo que no hace falta decir nada porque a todos nos pasará lo mismo. A partir de ese momento no nos dejaron parar, que si cursos, que aprendas a pinchar, que si estaba alta a andar que si estaba baja a correr para comer…vamos que la vida dio un giro de 180º
Todo el equipo fue maravilloso, se portaron con la niña mejor imposible, pero fueron días duros y peores cuando llegas a casa y te encuentras solo ante todo esto y dudas por todo y tienes miedo de todo. Ahora después de dos meses estamos más asentados, con muchos miedos aun, pero se lleva de otra manera, imagino que por la rutina.
Bueno pues ese es el debut de mi princesa, que no olvidará nunca que sus 5 años los cumplió en el hospital.
La verdad que ella es un ejemplo, no la he oido aun ni una queja, ni una protesta, ni un como duele…Y por ella lucharemos su padre y yo para que esta situación este lo más controlada posible.
Bueno un saludo a todos y perdonar por el sermón 
Se me olvidaba : La anemía y los globulos rojos pequeños se deben a que también es celiaca y esos eran sus sintomas…ahora todo tenia un sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *