Emma

Hola, era el verano de 2010, yo estuvo trabajando y Alex iba a la escuela de verano y allí se quedo para el comedor también. Llegaba de cole con mucho hambre atacando la nevera enseguida, tanto queme fui a hablar con los monitores para preguntar porque no podría comer mas!!
Después siempre tenia ganas de pipi, nos se podría aguantar y incluso empezaba a hacer pipi en la cama, esto no había pasado nunca desde se quito los pañales.
Mi padre vino de vacaciones el 31 de Julio por la primera vez solo desde que se fallecí mi madre con billete de ida solo. El siempre ha sufrido de piedras en los riñones y pensaba que tanto pipi podría ser porque Alex también tenia problemas con sus riñones. Bueno fui a pedir cita con su pediatra, pero ella estaba de vacaciones así nos tocaba otra. Ella era muy amable pero decidió que seguramente sera psicológico que por su edad durante la noche sueñan mas etc… como yo no estuvo convencido ella concedo a hacer una analítica. Esto fue el martes, ella me decía que tendrá los resultados el viernes y no tenia que preocupar, que si tenia infección se pondrá el antibiótico en su tarjeta.
En el coche llegando a casa el viernes a las 12 me llamaba. Me dijo que era muy urgente y que tenia que llevar al Alex enseguida, yo como una tonta dijo “pero si esta en el cole, se queda para comer”!! Fui a buscarle y allí en el centro de salud corriendo la enfermera hizo un pinchazito en el dedo…….562. Desde allí mi mundo se cayo por encima. La doctora intentando explicar que tenia que ir al hospital porque Alex tiene DIABETES y yo pensando que esto era una enfermedad de los abuelos.
Llegamos a la hospital y allí tenia que esperar en urgencias hasta tocaba su turno, la verdad es que recuerdo mucho de estos horas en urgencias, recuerdo los 7 médicos y enfermeros que tenia que trabajar juntos para poner una vía porque no le dejaba. Yo asustada, sin información y todavía no sabia nada de que estaba pasando.
Por fin, después de muchas horas en urgencias bajo la endocrino, Alex no había comido nada desde su bocadillo a las 11 y llevaba todo la tarde con suero puesto, a hacer la glucemia estaba en 47. Así por fin podría comer!! Un danone con azúcar!!
Los próximo 6 días fue interminables. Le doy gracias a la educadora del hospital que explico poco a poco el mas importante, que me enseño como pinchar la insulina, contar los hidratos y un millón de cosas mas. Con el glucometro de Alex se trajo también un pingüino para sentar encima del boli (desde entonces lo llamas siempre el pingüino aunque ahora no esta el muñeco por culpa de comentarios en el cole.)
El hospital fue horrible, tenia que ver como todos podrían comer pero el no porque aun era pronto, no tenia problemas para hacer sus glucemias desde el primer día en planta pero no quería poner insulina. Enfermeras amenazando de pincharse con una aguja muy grande si no se portaba bien, otras ofreciendo galletas a cualquier hora. Así la doctora nos mando al parque a lado todos los días por la tarde con su merienda.
Bueno después de 6 días allí por el bueno o el malo nos mando a casa, yo con unos nervios de si podría hacerlo todo sola, si iba a recordar todo……..Ahora que ser los simtomas todo esta mas claro – bebía muchísima agua (pero era julio y hacia mucho calor), había perdido peso (si pero también había crecido). Me han dicho que si la pediatra de Alex estaba aquel día enseguida habrá hecho una glucemia porque por casualidad todos los niños con diabetes aquí están con ella y entonces reconocer las simtomas.
En agosto fue 3 años desde su debut y aun estamos en una montaña rusa con sus glucemias y con su endocrino que no saber que hacer!!!!!!!!
Me ha tardado casi una hora para escribir esto, tantos recuerdos que me da nausea. Espero que puedes entender todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *