Ella siempre está ahí

Llevo muchas noches sin dormir…..preguntándome por qué,

por qué ella siempre está ahí, recordándome a cada minuto que me acompañará el resto de mi vida, que llegó un día, así, sin avisar hace ya 17 años con la intención de darle un giro a mi vida y quedarse aquí para siempre y que en cualquier momento, silenciosa y sin previo aviso me la puede complicar a su antojo.

Los primeros meses nuestra convivencia fue difícil, intente ignorarla pero fue imposible, ella siempre hacía acto de presencia, sin importar el momento y el lugar. Con el paso de los años y para mi sorpresa, poco a poco nos fuimos entendiendo, asimilé que seremos inseparables de por vida y tomé la decisión de que ELLA se adaptaría a mi ritmo de vida y no YO al suyo.

Luisa Lara Aliaga Castilla la Mancha, 2013

 

Esta entrada fue publicada en Glicorrelatos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *