´No soy una persona enferma, simplemente tengo diabetes´

Susana Ruiz ha logrado ascender a los 5.545 metros de altitud del Kala Pattar, en el Himalaya

Con 11 años le diagnosticaron diabetes, una enfermedad crónica que no le ha impedido cumplir su sueño: disfrutar del montañismo. Gracias al avance de la ciencia y a su constancia, Susana Ruiz ha logrado ascender hasta el monte Kala Pattar, en el Himalaya.  Ha logrado ascender a los 5.545 metros de altitud del Kala Pattar, en el Himalaya

Con once años le diagnosticaron diabetes. Confiesa que en ciertos momentos se llegó a sentir enfadada, pero supo transformar ese sentimiento y hacer de esta enfermedad crónica una compañera de viaje, que no le ha limitado para hacer cualquier cosa que se ha propuesto. Lo último: viajar a Nepal a realizar un trekking de 18 días hasta el campo base del Everest, consiguiendo ascender hasta el monte Kala Pattar (5.530 metros de altitud).

¿Cómo surge la idea de embarcarse en esta aventura?
Me aficioné a la montaña hace unos diez años, cuando me independicé. Nada complicado, ascendiendo unos 300 metros de altitud. Me encantó y cada vez hacía más cosas, como travesías por los Pirineos. Hace algo más de un año me planteé ir a Nepal a hacer un trekking hasta el campo base. Así que empecé a buscar por Internet laboratorios relacionados con la diabetes que pudiesen estar interesados en ayudarme.

¿Y el objetivo del mismo?
Yo quería con este viaje dar noticias positivas sobre la diabetes y no hablar siempre de ceguera, amputaciones, etc. El mensaje que quería dar es que se pueden hacer muchas cosas, siempre que lleves una buena programación.

¿Alguien la tachó de loca?
Mucha gente sí que me miró con recelo. Pero yo tenía las cosas claras y el apoyo, cien por cien, de mi marido, así como la ayuda de los laboratorios que me han facilitado un sistema de Telemedicina, con el que podía enviar los datos médicos de mis glucemias a mi médico en cualquier momento y lugar (A.Menarini Diagnotics); y un monitor continuo de glucosa Dexcom G4 Platinnum, que me indicaba el valor de mi glucosa en cada momento, refrescando el dato cada 5 minutos (Novalab Ibérica).

¿Cuándo le diagnosticaron la diabetes?
La diabetes siempre ha formado parte de mi vida, pues mis padres son diabéticos. Yo debuté a los 11 años y no lo tomé muy bien porque tenía pánico a las agujas. Tuve momentos de enfado y rebeldía, pero, la verdad, siempre he sido muy responsable. De todas maneras, yo no me considero una persona enferma, simplemente tengo diabetes.

¿Qué consejos le daría a los jóvenes con diabetes?
Que tengan un buen control metabólico y controlen la diabetes día a día. Que escriban en un papel lo que quieren hacer, lo planifiquen y entrenen para conseguirlo. Lo más importante, que no permitan que la diabetes domine sus vidas, ya que con control se puede llevar una vida totalmente normal.

Una vez conseguido lo de Nepal, ¿tiene otros proyectos?
Sí, claro. Hay tres destinos sobre la mesa y realizaré el más votado: Groenlandia e Islandia; Atlas de Marruecos; y la ascensión al Kilimanjaro. Yo tenía un sueño, el montañismo, y me marqué un objetivo. Conseguirlo ha sido tan bonito?

 MARGA JIMÉNEZ-FONTES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *